En busca del ramo perfecto

En su origen, el ramo de novia se componía de manojos de ajos y hierbas aromáticas como el eneldo, el tomillo o el laurel, debido a la creencia popular de que de su olor mantendría alejados a los malos espíritus, atrayendo la buenaventura al nuevo matrimonio.

Más adelante, en las bodas romanas se emplearon también coronas de flores y ramos de espigas de cereales, que simbolizaban la fertilidad, personificada por la diosa Ceres (Deméter).

Durante la Edad Media, debido en buena parte a la estricta moral Católica que censuraba la desnudez, los baños no estaban muy bien vistos, así que las plantas aromáticas del ramo servían para enmascarar el fuerte hedor que desprendía la futura esposa.

A partir del S. XIX, con la boda de la Reina Victoria de Inglaterra, que fue toda una influencer, las novias comenzaron a añadirle flores ornamentales al ramo, disfrutando de un aroma más delicado. En esta época, se atribuyeron diferentes signficados a las flores que formaban los ramos y a sus colores, por ejemplo, las rosas blancas simbolizaban la inocencia, la pureza y la humildad y los tulipanes rojos eran toda una declaración de amor. Pero otras representaban sentimientos negativos o de rechazo, como el clavel rojo, que era símbolo de tristeza. De esta forma las parejas podían enviarse mensajes a través de las flores. Sigue leyendo “En busca del ramo perfecto”

Ultravioleta, el color de 2018

El ultravioleta es el color que va a marcar tendencia este año 2018.  El violeta es uno de mis colores preferidos, dicen que es el color de las personas libres y de los artistas. Rojo y azul se unen para formar un color muy especial, el séptimo del arcoíris y el último que podemos percibir en el cielo antes de que caiga el sol. Durante muchos años simbolizó el poder que sólo albergaban unos pocos, pero en los últimos tiempos se ha convertido en símbolo de diferentes movimientos revolucionarios, tales como el feminismo o la liberación sexual.

Sigue leyendo “Ultravioleta, el color de 2018”

¿Por qué contratar un wedding planner para vuestra boda?

Con frecuencia pensamos que la contratación de un wedding planner para nuestra boda supone un gasto más que podríamos evitar. Lo que no todos saben es que ese gasto extra puede convertirse en una inversión que permitirá que ahorremos tiempo, dinero y sobretodo, disgustos y preocupaciones.

Aunque algunos se vean con las ganas y la ilusión de realizar por ellos mismos todos los preparativos de su boda, el ritmo de vida y de trabajo que llevamos puede convertirlos en muchas ocasiones en motivo de agobio y estrés para la pareja, dificultando que se disfrute realmente del proceso.

Organizar un evento así requiere, por muy sencillo que lo queramos hacer, la búsqueda de espacios, con sus correspondientes visitas a cada lugar; de proveedores, comparando distintos presupuestos y buscando referencias sobre la calidad de sus servicios, la organización del espacio y su estética, para crear rincones agradables y acogedores, una buena gestión del tiempo, para ver materializadas nuestras ideas antes del gran día sin agobios, y especialmente, que exista una coordinación perfecta entre todas las personas que participan de una forma u otra en él.

Sigue leyendo “¿Por qué contratar un wedding planner para vuestra boda?”