Un rincón para niños en tu boda

Muchas veces, a la hora de organizar una boda nos olvidamos de los invitados más pequeños, pero ellos también quieren pasárselo bien y sus familias disfrutarán mucho más si están entretenidos.

La verdad es que es un detalle que muchos agradecerán, que no tiene por qué subir casi nada tu presupuesto, y que además puede quedar monísimo y formar parte de la decoración del ambiente.

Un dosel, una alfombra con cojines mulliditos y muchos juguetes, que podemos pedirle prestados a amigos o familiares (si tienen niños mayores seguro que estarán deseando quitarse de encima algunos chismes y hasta te los regalarán). ¿Para qué más? Y si a algún niño le vence el sueño, podrá echarse una siesta en este rinconcito tan agradable.

Si sentamos a todos los niños en una sola mesa, podemos situar en ella lapiceros con colores y papel kraft a modo de mantel para que disfruten decorándolo. Eso sí, después de la comida, porque si no, ninguno de ellos acertará a comer nada y la decoración del mural consistirá en gran medida en manchas de tomate, chocolate y esas cosas. Lo ideal sería en este caso, contratar a una o dos personas que se encargaran de observar e intervenir cuando sea necesario entre los pequeñajos, pudiendo organizarles también algún juego del tipo “el pañuelo”, “la serpiente”,“la pesca del rosco”, juegos de con los sentidos “el limón congelado”, etc.

Si queremos rizar el rizo, podemos contratar alguna atracción inflable (piscina de bolas, toro mecánico…), que cuando se vayan los niños podrá ser utilizada por los adultos. ¡Disfrutaréis de lo lindo como enanos!

Si os animáis a ello, nosotros podemos ofreceros estos servicios y muchos más. Disponemos de personas de confianza para todo esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *